sábado, 15 de abril de 2017

EL VERDUGO

Sumiso, cual cordero que acompañan camino de su propio matadero, avanza entre la turba sin entrañas el Hombre más sublime y verdadero.-
Cargado con la cruz, no retrocede, soporta con heroica valentía
Las burlas que continuas se suceden haciendo interminable su agonía.-
Lo azotan y sus labios no maldicen. Lo insultan, y sus ojos no condenan.- Sus manos doloridas, aun bendicen a aquellos que por Él lloran de pena.-
Y asciende hasta la cumbre del Calvario cual mártir, sin quejidos ni lamentos.- Envuelven al Señor como un sudario la sangre y el dolor de sus tormentos.-
Lo clavan en la cruz y no se queja… Levantan el madero, y sufre horrores… Su cuerpo se desgarra, más El deja que el hombre le descargue sus furores.-
¿Pero es posible, oh Dios, tanta ceguera?...
¿No ven que aquel ser puro es inocente?...
No pueden acusarlo tan siquiera de ser ante el dolor indiferente.-
Con tanta enfermedad como sanaste, ¿no hay nadie que con pecho agradecido defienda tu inocencia? ¡Qué contraste…!
Hoy todos con temor se han escondido.- Los mismos que horas antes prometían su causa defender, lo abandonaron, y ocultan su vergüenza y cobardía no lejos del que sufre el desamparo.
Y sigue allá en la cruz; mientras la gente le injuria sin piedad, hieren y afrentan.- El ruega con amor al Dios Potente que aquel pecado atroz no tenga en cuenta.-
¡Con cuánta abnegación sufre el martirio…!
¡Qué amor tan sin medida está mostrando!...
Soporta aquel satánico delirio y aún ruega por los que le están matando.-
Su cuerpo está bañado en sangre pura, de sangre inmaculada, redentora.- Rebosa ya su copa de amargura pero Él aguanta firme aquella hora.-
Contemplo aquella escena horrorizada, al ver la crueldad de aquel proceso.- No entiendo por qué el odio han desatado, ni por qué le traicionan con un beso.-
Tratando de entender, sigo las huellas de sangre que deja el Nazareno; Y encuentro alrededor rostros de piedra miradas ponzoñosas de veneno.-
Verdugos con las caras impasibles. Soldados con coraza en los sentidos.- Escribas, fariseos, insensibles con alma y corazón empedernidos.
Me acerco y en mi ser siento el impulso rabioso de escupir a aquella escoria.- Allí están, los infames que yo acuso del crimen más horrendo de la historia.-
Les miro y mi sorpresa es pavorosa. Los seres que yo encuentro allí delante, me miran con sonrisa maliciosa y en todos se refleja mi semblante.-
Mi cara, mi expresión, mis movimientos, lo mismo que un espejo reflejaban.- Y ahora, igual que yo, todos a un tiempo con gesto retadores me acusaban.-
¡Señor…! ¿Qué significa?... ¿por qué un yugo me une en semejanza tan terrible?
Resulta, que yo soy el cruel verdugo que está crucificándote…! ¡Es horrible…!!
Me siento avergonzado, confundido, al ver con realidad lo revelado.- El principal verdugo, sólo ha sido la furia criminal de mi pecado.-
Mis vicios, mis pasiones y rencores, el odio, envidia, orgullo y vanidad, cual lanza y clavo fueron los autores que dieron muerte a Cristo en realidad.-
No quiero yo acusar con osadía ni a Herodes, ni Pilatos, ni a Caifás.- Si Cristo padeció, la culpa es mía. No es noble que me excuse en los demás.-
¿Por qué te irrita, oh mundo, el ver a veces la imagen de Jesús crucificado? Tú mismo que al mirarlo te enterneces, también por culpa tuya fue clavado.-
Quien puso a Jesucristo en el madero no fueron ni judíos ni romanos.- Ha sido tu maldad, el verdadero verdugo de aquel crimen tan villano.-
Murió por el mortal que no merece ni amor ni compasión por su extravío; Y gracias a su cruz, hoy nos ofrece perdón para el pecado tuyo y mío.-
¿Qué harás ante la gracia Redentora? Acude con el alma arrepentida, que Cristo el Salvador te espera ahora dispuesto a darte amor y eterna vida.-

lunes, 3 de octubre de 2016

Lluvia de bendición

Lluvia cae del cielo,
bendición que tú das
sobre esta tierra
sedienta que clama.

El agua nutrirá,
las plantas nos darán
su fruto precioso
que cosecharemos.

Bendita Palabra
nutrirá mi alma,
renovando mi ser
comprendiendo mejor.

lo que tu formaras
en mi ser interior,
a Ti fruto dará,
gloria de tu Nombre será.

miércoles, 21 de septiembre de 2016

Poema para un adicto

Te pintan la coca como lo mejor para el bajón,
pero cuando no la tenes el bajón es peor;
te ofrecen un porro, y con el de cualquier pavada te reís
pero al final te sentís un infeliz.
Fúmate un nevado te dicen, que es lo mejor,
pero lo mejor es tener a Cristo en el corazón;
el lsd, para matar gente en las guerras se inventó,
y hoy te ofrecen una pepa como una solución.
Ni hablar de las drogas sintéticas 
para experimentar nuevas sensaciones,
La droga engaña tan bien a las personas
Que  muchos la “alaban,”
ella es mentira de Satanás para alejarte de la verdad de Dios
y experimentar el gozo de la salvación.
Tu problema no es la droga
sino lo que te lleva a consumirla;
pero tienes un problema aun mayor,
ser transgresor a la ley de Dios
lo que Dios llama pecado;
¡oh! Alma pecadora, tu estas condenada
pero Dios ha provisto de un Salvador
el Señor Jesús, Que murió allí en una cruz
ocupando tu lugar de condenación
para que contrito y humillado le pidas perdón
y depositando fe en Él, seas salvo como yo.


miércoles, 31 de agosto de 2016

Recuerdos del pasado

Recuerdos del pasado,
de una vida de pecado
hoy quieren asomar,
dando vueltas en mi mente
haciéndome flaquear
en la comunión personal.

Socórreme oh Dios
no me dejes resbalar;
fortalece mi espíritu
en mi debilidad,
porque soy simple mortal
que tu gracia ha encontrado.

Sostenme con tu mano
¡oh Dios omnipotente!,
corrígeme con tu vara
para no caer vencido
por astucia del enemigo 
y así poder brillar.

viernes, 6 de mayo de 2016

No me molestes

No me molestes 
Con que hay almas que salvar
Tengo yo mi propia agenda que llenar
Tareas que realizar
Deportes que jugar
Cosas importantes que concretar

No me molestes 
Con mi amigo en el trabajo
Tiene el ya su propia religión
Tiempo no tengo ya
Para cambiar su pensar
El tendrá que hacer su propia decisión

No me molestes
Con lo de aquella pequeña
Esa niña que a la calle va a jugar
Demasiado joven es
Para que pueda entender
Que Jesús es quien le puede salvar

No me molestes
Con los ruidos del infierno
Gritos que atormentándome están 
Que la voz de mi amigo es
Que la niña que juega hoy
Mi nombre gritan desde el mas allá

sábado, 16 de abril de 2016

MARÍA TENÍA UN PEQUEÑO CORDERO

María tenía un pequeño cordero
Su lana blanca era como nieve
Y cualquiera fuera el camino o el sendero
El cordero junto a Maria siempre viene

Él la siguió a la escuela cada día
Aunque esto no estaba en las reglas
Él lograba que los niños tuvieran alegría
Pues tenían al cordero en la Escuela

Y un día el Estado las reglas cambió
Y llegó a ser algo ilegal
Traer al Cordero de Dios a la Escuela
O aún su nombre pronunciar

Cada día esto se puso peor y muy mal 
Y los días se transformaron en años
Y en vez de risas inocentes en un ambiente escolar
Hoy oímos tiros, violencia y mucho daño

¿Cómo cambiar el ambiente del colegio entero? 
¿Qué hacer para este mal poder parar?
Traigamos a la Escuela de regreso al Cordero
Y enseñemos a nuestros niños a orar

(traducido del inglés con arreglos de poesía)


martes, 15 de marzo de 2016

Trabajando para el Señor

Trabajando para el Señor
el enemigo te enfrentara
quiere verte destruido
sin tu meta alcanzar.

Confía en el Señor
no te abandonará
a atravesar las pruebas
Él te ayudará.

Si te sientes desmayar
expón tu causa a Dios
a su debido tiempo
Él te exaltará.

Como se purifica
el oro con fuego
así tus impurezas
el Señor quitará.

Dios transformara
tus dolorosas penas
en algo que brille
alumbrando a los demás.